Presentación e historia [fr]

HISTORIA DE LA RELACIÓN BILATERAL

Si exceptuamos los ataques de corsarios franceses a las ciudades de la costa venezolana durante la época de la Colonia (1567, 1666, 1680), la historia de las relaciones franco-venezolanas empieza verdaderamente a finales del siglo XVIII. En el ámbito científico, la expedición botánica llevada a cabo por el francés Aimé Bonpland (1799-1800) con Alexander von Humboldt permite avance el conocimiento de la geografía y de las riquezas naturales de Venezuela. En el ámbito intelectual y político, las ideas de los filósofos de la Ilustración - Montesquieu, Diderot, Voltaire, Rousseau, etc. - y la Revolución francesa influencian una parte de las sociedades latinoamericanas y contribuyen a la formación de las aspiraciones independentistas.

Más allá de la circulación de las ideas entre ambos lados del Atlántico, dos héroes de la independencia venezolana están particularmente marcados por los acontecimientos que atraviesa Francia en esa época: el general Francisco de Miranda - quien se destaca en la batalla de Valmy al lados de los revolucionarios franceses (y quien por esta razón tiene su nombre grabado en el Arco de Trifuno en París) - y el libertador Simón Bolívar - quien durante sus viajes a Francia en el 1802 y el 1804 está particularmente inspirado en la figura de Napoleón Bonaparte. Por otra parte, la ocupación de España por la Francia napoleónica brinda a los criollos venezolanos la oportunidad de emanciparse de Madrid, con la creación de la Junta Suprema de Caracas en 1810.

En los años 1830, Francia y la jóven República de Venezuela dan los primeros pasos en su relación de Estado a Estado: se firma una primera convención bilateral en el 1833, se nombra un cónsul de Francia en Caracas y La Guaira y se firma un tratado de amistad, comercio y navegación en el 1839.

Durante el siglo XIX, la instabilidad política en Caracas conlleva a que no menos de cuatro presidentes venezolanos lleguen a pedir la protección de Francia: José Tadeo Monagas (hospedado un tiempo en la legación francesa en Caracas), así como Manuel Felipe de Tovar, Juan Crisóstomo Falcón y Antonio Guzmán Blanco (exiliados en París). De hecho, los tres últimos terminan su vida en territorio francés (Tovar y Guzmán en París, Falcón en la isla de Martinica).

Las relaciones franco-venezolanas a lo largo del primer siglo de independencia venezolana alternan entre acercamiento - sobre todo durante la presidencia de Antonio Guzmán Blanco, gran admirador de Francia bajo Napoleón III - y periodos de tensiones generadas por el tema de las deudas del Estado venezolano hacia ciudadanos y compañías franceses. Estas tensiones llevan en dos ocasiones a la ruptura de las relaciones diplomáticas (1881-1885 y 1906-1913). Esos vaivenes no impiden que algunos miles de franceses se instalen en Venezuela durante el siglo XIX, principalmente procedentes de Córcego y del Suroccidente. Si los Corsos logran prosperar gracias al cacao y al ron en la región de Carúpano (Edo. Sucre), los Bearneses se enfrentan a mayores dificultades, como lo demuestra el fracaso del proyecto de comunidad agrícola francesa "Colonia Bolívar" cerca de Guatira (Edo. Miranda).

En la segunda mitad del siglo XX, Francia y Venezuela se acercan: acuerdos bilateras se firman periódicamente y los intercambios económicos y culturales se intensifican. Entre el 1963 y el 1993, Renault produce 132.000 vehículos en Venezuela. Del 1976 al 1983, el Concorde opera cinco conexiones aéreas semanales entre París y Caracas. A partir de los años 1980, Alstom construye el metro de Caracas. París y Caracas nombran una plaza en honor al otro país en señal de amistad (la "Plaza Francia" de Altamira y la "Place du Venezuela" del 16to arrondissement). El intéres francés por Venezuela se manifiesta con dos visitas de Presidentes de la República a Caracas: el general Charles De Gaulle en el 1964, primer jefe de Estado francés en visitar Venezuela, luego François Mitterrand en el 1989. La relación franco-venezolana sigue fuerte en los años 2000: así el Presidente Hugo Chávez se desplaza siete veces a París entre el 1999 y el 2008.

Las últimas visitas de alto nivel remontan a junio del 2013 (visita oficial del Presidente Nicolás Maduro en París), julio del 2016 (visita de la Ministra de Relaciones exteriores Delcy Rodríguez) y julio del 2017 (visita del Ministro de Relaciones exteriores Jorge Arreaza). Esta última visita fue la oportunidad para Francia de expresar su preocupación por la degradación de la situación en Venezuela y de llamar al gobierno venezolano a retomar negociaciones creíbles. La lista completa de las visitas bilaterales desde el año 2000 se puede consultar en esta página.

SITUACIÓN ACTUAL DE LAS RELACIONES BILATERALES

Política

Frente a la negativa de Nicolás Maduro de organizar nuevas elecciones presidenciales creíbles después de que la elección de mayo del 2018 haya sido tachada de fuertes irregularidades, Francia y 19 Estados miembros de la Unión europea deciden el 4 de febrero del 2019 de considerar al Presidente de la Asamblea Nacional Juan Guaidó como Presidente de Venezuela encargado de organizar elecciones democráticas. El Presidente de la República y el Ministro para Europa y Asuntos Exteriores recibieron a Juan Guaidó el 24 de enero del 2020 en París.

Con sus socios internacionales, particularmente de la Unión europea y del Grupo internacional de contacto, Francia llama constantemente a una solución pacífica a la crisis venezolana, a través de la organización de elecciones creíbles y transparentes. Por otra parte, participó en los últimos años a la adopción de sanciones individuales de la Unión europea a personalidades venezolanas involucradas en violaciones de los derechos humanos y el debilitamiento del sistema democrático en Venezuela.

Vecindad

La cercanía del territorio venezolano a los departamentos franceses de las Américas (Martinica, Guadalupe y Guiana francesa) da una dimensión particular a las relaciones entre Francia y Venezuela. Ambos países comparten una frontera marítima en el Mar Caribe, delimitada por un acuerdo firmado en el 1980. Se mantienen relaciones de buena vecindad, en una zona donde la lucha contra el narcotráfico representa un reto de gran importancia. Venezuela es miembro de la Asociación de Estados del Caribe, de la cual Francia y dos de sus regiones caribeñas (Guadalupe y Martinica) son miembros asociados.

Economía

Nuestras relaciones económicas, históricamente enfocadas en grandes contratos en los sectores del petróleo y del transporte urbano, se han reducido muy considerablemente en los últimos años. Después de un pico de 777 millones de euros en el 2012, el comercio bilateral franco-venezolano ya no alcanza sino los 96 millones de euros en el 2019. Desde el 2017, la balanza comercial presenta un déficit para Francia: nuestras exportaciones (21 millones de euros) están penalizadas por el colapso de la economía venezola, la falta de divisas para importar, los pagos atrasados a nuestras empresas y la preferencia del gobierno venezolano para los países aliados.

Apoyo humanitario y a la sociedad civil

Francia ha movilizado una ayuda creciente a favor de la población venezolana (735.000 euros en el 2018, aumentados a más de 2 millones de euros en el 2019 y 4 millones de euros para el año 2020). Este apoyo está compuesto por subsidios a organismos internacionales (ACNUR, CICR, OIM), así como a ONGs no políticas que ayudan a venezolanos, que se encuentren en Venezuela o en los países vecinos.

El apoyo a las ONGs en Venezuela se traduce en el financiamiento de proyectos en materia de ayuda alimentaria, de salud y de asistencia a poblaciones vulnerables, de inclusión social, así como de promoción de los derechos humanos y de la igualdad de género.

Cultura y enseñanza

Aunque la crisis venezolana y la pandemia de COVID-19 afectaron la cooperación en varios ámbitos, Francia se esfuerza para seguir impulsando los intercambios académicos, el debate de ideas, así como la lengua y la cultura francesa en Venezuela, en torno a eventos destacados como la Semana de Francia, la Fête de la Francophonie, la Noche de las Ideas, el Festival de Cine Francés, la Fête de la Musique y la operación Goût de France.

La Alianza Francesa está establecida en nueve ciudades venezolanas: Caracas - cuatro sitios separados -, Barinas, Barquisimeto, Maracaibo, Maracay, Mérida, Porlamar, Puerto La Cruz y Valencia.

Caracas también alberga un Liceo francés (Colegio Francia) que tiene dos secciones de enseñanza: una sección francesa y una sección venezolana.

Temas consulares

La comunidad francesa en Venezuela ahora tiene menos de 3.000 registrados, unos 60% de los cuales viven en el área metropolitana de Caracas. Pese a la disminución constante del número de sus miembros desde el 2014, esta comunidad puede contar, en Caracas, con un abanico completo de servicios consulares de parte de la embajada y con el apoyo de varios cónsules honoraires en el interior del país así como de los tres consejeros consulares elegidos en la circunscripción Venezuela - Santa Lucía - Trinidad y Tobago.

Según el instituto nacional de estadística de Francia (INSEE), alrededor de 3.600 venezolanos viven en Francia (cifras del 2016).

Modificado el 11/04/2021

Arriba