Partida de Carlos Cruz-Diez, la gran figura del arte cinético

Con la desaparición de Carlos Cruz-Diez, la cultura franco-venezolana pierde a uno de sus artistas más brillantes, el arte cinético pierde a uno de sus creadores más apasionados y Francia pierde a un fiel amigo.

En el movimiento del arte cinético, Carlos Cruz-Diez tenía un estatus aparte, el de un creador que se había impuesto como pionero y como referencia.

A lo largo de una carrera prolífica marcada por setenta años de creación ininterrumpida y en constante cambio, el Maestro Cruz-Diez ayudó a desarrollar el campo del arte cinético, evolucionando y moviendo infinitamente los colores, materiales y espacios.

Sus monumentales obras quedarán grabadas en la memoria visual de venezolanos y franceses, tanto en el piso como en las paredes del Aeropuerto Internacional Simón Bolívar así como en los museos más importantes del mundo, especialmente en el Centro Pompidou de París.

Carlos Cruz-Diez un visionario que impresionaba por su extensa investigación sobre el color y los efectos visuales y su capacidad para ofrecer creaciones originales y nuevas ideas que hacían al espectador formar parte de su obra.

Sin duda el artista visual venezolano más conocido y respetado que parte. Un hombre de convicción y un artista comprometido con el servicio de los derechos humanos y las libertades en Venezuela.

La Embajada de Francia en Venezuela está orgullosa de los lazos que la unen con Carlos Cruz-Diez y celebra la memoria de este artista excepcional. Expresamos nuestro más sentido pésame a su familia y a sus seres queridos.

Modificado el 01/08/2019

Arriba