MIGUEL BONNEFOY [fr]

JPEG

Nacido en 1986 en París, Miguel Bonnefoy se crio en Venezuela. Creció entre Francia (país de origen de su bisabuelo), Caracas y Portugal. Hace su bachillerato en Francia y sigue estudios literarios en La Sorbona donde obtiene dos másteres, uno dedicado a Louis Aragón y otro a Romain Gary. Perfectamente bilingüe, decidió escribir en francés. Varios cuentos suyos fueron publicados: Quand on enferma le labyrinthe dans le Minotaure (Cuando se encierra el laberinto en el Minotauro) (Edizione del Giano, 2009) y Naufrages (Naufragios) (Quespire, 2011), nominada para el Premio L’Inaperçu 2012 y publicada en Venezuela bajo el título "Naufragios" por el Fondo editorial FUNDARTE.

Fue galardonado con el Premio al Joven Escritor de Lengua Francesa en la categoría “autores francófonos” que recibió en 2013 durante la Feria del Libro de París por su cuento Icare (Ícaro), publicada en la selección Ícaro y otros cuentos (Buchet Chastel, 2013). Creado en 1984, bajo el auspicio de la Fundación BNP Paribas, el Premio al joven escritor reconoce anualmente a una obra inédita en prosa de 5 a 25 páginas, escrita por autores jóvenes entre 15 y 27 años.

Publicó recientemente su primera novela, Le voyage d’Octavio (El viaje de Octavio) (Rivages, 2015) con la que recibió el Premio Literario de la Vocación en 2015.
Igualmente, Bonnefoy fue premiado con el Gran Premio Dix Mots por L’anesthésie (La anestesia), con el concurso Princesse Tam-Tam por Une parcelle de femme (Una parcela de mujer), y con el concurso de la Universidad Sorbona por La maison et le voleur (La casa y el ladrón).

La Fundación Vocación, otorga anualmente de 25 a 30 premios llamados "Premio Vocación", entre ellos el Premio literario de la Vocación. Desde su creación en 1976, el Premio ha recompensado a treinta y nueve ganadores. Entre ellos, se encuentran muchos autores de renombre, entre los cuales figura Miguel Bonnefoy, invitado a la Filuc 2016.

El viaje de Octavio

JPEG El viaje de Octavio es el de un analfabeto venezolano que reconquistará su pasado y el de su país a través de tribulaciones épicas. El destino querrá que se enamore de Venezuela, una comediante de Maracaibo, que le enseña como escribir. Pero la pandilla de bandoleros liderada por Rutilio Alberto Guerra, con la cual trabaja, organizará un robo precisamente en la casa de su amada. Antes de que empiece su gran vuelta al país que lleva el nombre de la mujer, Octavio sigue las huellas de San Cristóbal, un huésped misterioso y un pueblo que desconoce. Ese encuentro desgarrador entre un hombre y un país, contado aquí con la lengua simple de los primeros relatos, es antes de todo una iniciación alegórica y amorosa, cuyo mundo frondoso sugiere lógicamente los de Gabriel García Márquez o Alejo Carpentier. […]

Bonnefoy explica que la novela no se trata de un cuento de viaje del recorrido de un personaje por el país durante el cual conoce varias personas, lo que constituye un fresco, un mosaico de identidad nacional. Sino también hay que ver en este movimiento, algo más político, como una salvaguarda nacional. A través el cuento, la fabula, de un hombre que aprende a escribir, vemos la expresión alegórica de un país que esta también en movimiento, de un pueblo que rompe el silencio.

Esta novela es un himno para Venezuela, personaje de estas paginas luminosas; Venezuela “un país de mangos y batallas”.

DESCARGUE EL LIBRO (AQUI)

ENLACES Y ARTÍCULOS SOBRE EL AUTOR (en francés) AQUI

Modificado el 03/10/2016

Arriba