La France collabore avec le Venezuela sans ingérence mais pas dans l’indifférence (article en espagnol) [es]

JPEG
ANA RODRIGUEZ
15 de agosto de 2017 14:26 PM
Actualizado el 15 de agosto de 2017 17:34 PM

Con la finalidad de escuchar el punto de vista de la sociedad civil venezolana, el embajador de Francia en Venezuela, Romaín Nadal, realizó una reunión con diferentes organizaciones del país, que trabajan en el impulso y la protección de los derechos humanos y las libertades fundamentales.

Es así que El Comité de Familiares de las Víctimas (Cofavic), representado por su directora Liliana Ortega ; Tamara Adrián, abogada de derechos de la comunidad LGTB ; Feliciano Reyna, creador de una red de centros de servicios Comunitarios para VIH/SIDA en Venezuela, para personas que carecen de cuidado y prevención efectivas en representación de Civilis ; Ligia Bolívar del Centro de Derechos Humanos de la Universidad Católica Andrés Bello (UCAB) y Beatriz Borges de Cepaz, organización dedicada a luchar por los valores democráticos y los derechos humanos promoviendo la cultura de paz, el respeto y el entendimiento, se reunieron con Nadal, embajador de Francia en Venezuela, para intercambiar aspectos de la realidad venezolana y aportar entre todos, soluciones que permitan dar respuestas a las necesidades de la sociedad venezolana.

"Son organizaciones independientes, no cuestionables en su accionar, ni pertenecen a ningún partido político y es lo que nos interesa precisamente. Escuchar voces independientes, de acción concreta en el país, porque representan y conocen bien toda Venezuela y en sectores muy distintos de los Derechos Humanos, incluida la sociedad LGTB, porque forma parte también de la prioridades de Francia. Luchar contra todo tipo de discriminación o exclusión por la orientación sexual. Francia lucha contra este tipo de discriminación en los foros internacionales competentes y tratamos de promover la tolerancia y el mejor conocimiento de las personas", destacó el embajador de Francia.

Contacto con la sociedad civil venezolana

"Queremos escuchar a la sociedad civil para tener su punto de vista", apunta el embajador de Francia. "Saber cómo perciben estas tensiones, cuál tipo de derechos han sido violentados. Lo que observa la sociedad civil es para nosotros una fuente de inspiración, de reflexión, de acción pues para Francia, los derechos humanos son un aspecto clave de nuestra diplomacia", recalcó Nadal, quien también indicó que aunque Francia no tiene el monopolio de los derechos humanos, es este punto, parte de las prioridades que llevan a la escena internacional y al seno de la comunidad internacional.

"En Venezuela, como en muchos países, existen tensiones desde hace muchos meses y en el marco de las últimas tensiones políticas, hubo víctimas mortales lo que preocupa a mi país, como al resto comunidad internacional y buscamos la mejor forma de encontrar una salida pacífica a la crisis venezolana, favoreciendo el diálogo entre todas las fuerzas políticas del país", apuntó Nadal.

Para el embajador francés, es claro que Francia puede contribuir en la mediación de salidas pacíficas a la crisis venezolana, "sin injerencias, pero no con indiferencia, porque respetamos la soberanía de Venezuela y su política interior. Nosotros no somos un actor político venezolano, no tenemos favoritismo por algún partido político o candidato. Somos neutrales políticamente con el país. Pero si nos preocupan las tensiones, las manifestaciones, la violencia, el riesgo también de que ésta contamine a la región , que las consecuencias de la crisis venezolana se extienda a otros países porque las crisis, pueden ser una fuente de tensiones internacionales", acotó .

Como miembro permanente del Consejo de Seguridad de la Organización de Naciones Unidas y miembro activo también, del Consejo de Derechos Humanos de Ginebra, Francia manifiesta públicamente su preocupación sobre la situación de Venezuela, mediante su Ministerio de Asuntos Exteriores. También a través de su presidente, Emmanuel Macron, quien el viernes 4 de agosto, por medio de un comunicado, expresó preocupación, la condena de la violencia, apoyo al respeto del Estado de Derecho y a los Derechos Humanos e hizo también, un llamado al diálogo, a la búsqueda activa de una salida a la crisis de manera pacífica apoyando, todo tipo de mediación que permita favorecer este diálogo en Venezuela".

Diplomacia con propósito y contenido social

Francia ha sido golpeada fuertemente en los últimos meses por un terrorismo internacional que a juicio del embajador Nadal, "quiere fomentar el odio dentro de nuestra sociedad. Para reaccionar y encontrar soluciones a esta inestabilidad internacional, nuestra diplomacia y nuestro presidente Emmanuel Macron, quiere promover un diálogo de civilizaciones. Un conocimiento de los pueblos entre ellos y ese es el papel que queremos promover aquí en Venezuela, a través de nuestra embajada".

Es por ello que, una de las primeras acciones acometidas por el embajador de Francia en Venezuela, a su llegada a Caracas, fue asistir a escuelas públicas donde se aprende francés, a través de un programa de enseñanza que reúne a 500 alumnos, niños con edades comprendidas entre 11 y 14 años. "Estuve en la Guaira en un liceo bolivariano para entregar diplomas de certificación de enseñanza del francés a niños venezolanos. Yo aprendí español en el sistema escolar francés, porque por supuesto, si promovemos la enseñanza del francés, también promovemos la enseñanza de idiomas extranjeros en el sistema escolar francés. Esta práctica debe funcionar con reciprocidad y así nos conocemos mejor. Permitimos así, favorecer y ampliar también los intercambios universitarios entre jóvenes, porque así las generaciones futuras podrán asentar mejor el diálogo y cooperación entre los pueblos", dijo Nadal.

También, el nuevo embajador de Francia en Venezuela, en su primer acto oficial, interactuó en la Fiesta de la Música, evento creado por Francia en 1982 y que se celebra ahora a nivel mundial. En este acto, Romain Nadal recordó en su discurso, que el Sistema de Orquestas Infantiles y Juveniles, había sido creado para promover un espíritu de paz y solidaridad. Además, en el marco de esta novedosa forma de hacer diplomacia, visitará a un sacerdote francés que ejerce su sacerdocio en una iglesia en la parroquia 23 de Enero de Caracas, desde hace muchos años. “En este espíritu de colaboración, recibo estas organizaciones civiles a la escucha de su análisis y su precepción de lo que está pasando en Venezuela y de cómo mejor proteger los derechos humanos y la libertad".

Nadal puntualizó que en una visita a la agencia de noticias France-Press, vio como la misma estaba compuesta por periodistas venezolanos y latinoamericanos. "Intercambiamos comunicación para entender cómo cubrían la crisis y la actualidad venezolana, la dificultades que tiene para cubrir manifestaciones que se pueden tornar violentas, el riesgo que pueden tomar cubriendo estos eventos", porque la libertad de prensa es una libertad clave para la democracia. "Sin libertad de prensa no hay democracia", recalcó Nadal quien además resaltó, que también hizo contacto con periodistas venezolanos de otros medios, como la televisión, prensa escrita y medios web, para conocer sus condiciones de trabajo y como dan cobertura a la realidad venezolana.

"El mensaje de Francia es que los derechos humanos son universales, cada país los prioriza según su organización institucional, constitucional y aunque Francia no tiene injerencia ni tiene lecciones que dar sobre la forma de proteger la libertad de prensa, de orientación sexual, libertad de asociación, manifestación, expresión pública, organización política, pensamos que podemos aprender los unos de los otros porque cuando gana la libertad, se pueden aproximar mejor los pueblos y pueden tener un diálogo de confianza".

Francia se somete al examen periódico universal del Consejo de las Naciones Unidas de los Derechos Humanos y "nos han criticado también porque si Francia promueve los derechos humanos, tiene que mejorar también en la protección de los Derechos Humanos. Vengo aquí con mucha modestia y humildad, porque nosotros también tenemos que mejorar", dijo. Destacó el embajador Romain Nadal, que las Naciones Unidas publicaron un mapa de rol de las mujeres en las instituciones públicas de todos los países y Francia no quedó muy bien colocada en ese sentido. "Eso solo muestra que debemos progresar y aprender de muchos países que están por delante de nosotros en el sector del peso de las mujeres en las instituciones públicas y la vida política".

Favorecer una mediación que funcione

Para el embajador de Francia en Venezuela, favorecer una mediación que funcione y que vaya en el sentido de superar los problemas, es fundamental, pues a su juicio, hasta ahora, ninguna mediación ha funcionado para solucionar la crisis venezolana o para salir de ella. "La situación es compleja y aunque se han intentado varias mediaciones, hasta ahora no han funcionado. Francia no pretende inventar una nueva mediación. Francia apoya o apoyaría todo tipo de mediación para permitir salir de esta crisis y favorecer una negociación o un diálogo en Venezuela". "Es el mensaje del presidente Macron en su comunicado y esta es nuestra prioridad hoy en Venezuela, destacó Nadal".

El tema de los refugiados tiene una respuesta europea

En lo referente a la crisis de los migrantes que llegan a Europa por diferentes vías marítimas, el embajador Romain Nadal expresó que la solución a esta crisis solo tiene una respuesta europea. "El tema de los refugiados y la respuesta que buscamos o que estamos poniendo en marcha para solucionarlo, es una respuesta europea". Destaca que en Europa construyeron una unión de derecho, basada en tratados que defienden la libre circulación en los países miembros. Entonces, no existe la posibilidad de respuestas nacionales aisladas de los países europeos al reto de los refugiados. "Debe ser una respuesta común, porque si un país acepta refugiados, esos refugiados también pueden tener la alternativa ir a Alemania, Portugal, Italia. Entonces todos los países europeos quieren unirse y fijar principios comunes para la acogida de refugiados", señaló.

El principio promovido por Francia dentro de la Unión Europea, es que es una unión de derechos basada en el respeto por el ser humano, y que partiendo de allí, sea también la base del respeto de los Derechos que se han construido después de la Segunda Guerra Mundial para acabar con el odio, el enfrentamiento y los conflictos violentos entre naciones. "La respuesta entonces es una respuesta humana, pero diferenciando los refugiados que buscan asilo político, las personas que son perseguidas por razones ideológicas, religiosas, políticas u orientación sexual, de aquellos por ejemplo, que buscan trabajo o razones económicas".

"En el caso de los refugiados por cuestiones económicas, en Francia no podemos aceptarlos, porque nuestra sociedad no puede integrar miles y miles de personas que vienen del extranjero en el momento y de forma ilimitada", apunta Nadal. "El derecho de asilo es un derecho sagrado, consagrado en nuestra constitución y por supuesto, examinamos las demandadas de asilo político con los criterios del convenio de Ginebra, que está integrado en el derecho francés, y que nos permite estudiar cada candidatura con respecto a estos criterios. En cuanto la persona entra en estos criterios, es bienvenida en Francia y la acogemos y le permitimos integrarse en la sociedad francesa, desde el punto de vista de la integración profesional, familiar, de escolaridad, de vivienda, por medio de la movilización de todas las administraciones competentes".

"Lo hacemos en el marco europeo, pues la UE es una unión de pueblos que ha construido políticas públicas comunes dentro de las cuales está el derecho a la circulación, libertad de empresa y otros tantos principios comunes muchos principios que compartimos. Entonces, la acogida de refugiados debe inscribirse en este marco".

En cuanto a la posibilidad de una diáspora venezolana que esté tomando a Francia como destino, el embajador Romain Nadal destacó que es muy difícil saber la cantidad de venezolanos que estén llegando su país, porque cuentan con un organismo que trabaja en la acogida de los asilados político, pero no los clasifica por nacionalidad. "Tenemos la inmigración general y cada año llegan a Francia miles de personas que buscan integración económica ; otros que buscan tener una estancia duradera, una inmigración de estudiantes extranjeros y nosotros queremos acoger a los estudiantes extranjeros de muchos países, de manera que muy difícil estimar el número exacto de extranjeros por nacionalidad.

Dernière modification : 17/08/2017

Haut de page