Exposición "Tesitura Musical" de la artista Helena Arellano Mayz

JPEG

Descubre aquí el discurso pronunciado por Helena Arellano Mayz el 17 de noviembre en la Residencia de Francia

Helena Arellano siempre ha buscado entrelazar diferentes medios de expresión artística, para revelar la permeabilidad de lo sensible. En esta oportunidad, ella invita a la música a invadir el territorio de la visibilidad (o el contrario). Con "Tesitura musical", lleva al espectador a una experiencia múltiple, a descubrir puntos de contacto entre fenómenos visibles, los del espacio, e invisibles, los del tiempo.

En vez de interpretar visualmente una construcción musical, como lo hacia Kupka por ejemplo, ella propone penetrar la estructura íntima de la música. Sus tesitures entretejen el sonido del color con las tonalidades del grabado, en el compás regular de una trama de papel.

Al inicio resuena la pieza inicial de la serie, una combinación de bandas de colores puros grabadas de líneas rojas vibrantes, como la voz humana que, portadora de palabras, vibra sobre una nota. En un segundo momento, Helena desmontó y remontó estas bandas coloridas/sonoras, para crear otra trama, más compleja, y sobrepuso una hoja de plástico también grabado de líneas transparentes. El conjunto forma una polifonía desigual, donde la voz principal se mezcla con otras voces ligeramente desplazadas, que se cruzan y se alejan, en una armonía ortogonal que a veces cruje sutilmente. Son como las camadas vocales de un “organum” medieval, cuyos ritmos flexibles y enigmáticos parecen llevar a la orilla de otro mundo.

"Tesitura musical" es una tentativa para interiorizar lo visible, para hacerlo perdurar, y que ello continúe resonando en su propia ausencia.

***

Helena Arellano Mayz es una amante del trazo, del que se expresa en la composición plástica, pero también en el ejercicio de la escritura. Tiene una licenciatura en Economía de Brown University, EE.UU, obtenida en 1985. En 1986 estudia fotografía en el desaparecido Instituto de Diseño Neumann, y entre 1995 y 1998 se dedica a aprender: estudia Psicología profunda en el C.G. Jung Institute, de Boston, para luego centrarse en el aprendizaje de técnicas de impresión en Francia: Asiste a Ecole Estienne (taller de grabado), Atelier de la Ville de París (grabado), Les Ateliers du Carrousel (dibujo experimental). A su regreso a Venezuela trabaja en el Taller Huella y en el Taller de Artistas Gráficos Asociados, TAGA.

Ha participado en varios salones, concursos nacionales y exposiciones colectivas como el Salón de fotografía del MACCSI (1986), IV Salón Pirelli (1999), XXV Salón de Aragua (2000), Bienal de Miniaturas Gráficas Luisa Palacios (2003, 2004, 2005, 2006) obtiene el premio CAF (2008), y varias colectivas de obra en papel. Como muestras individuales presentó su más reciente colección Trazos y trazas en la Galería GSiete (2012). También presentó un compendio de collages para la Sonatina de Rubén Darío de Camelia Ediciones (2006), y su colección Melodía a tres voces en la Sala Alternativa Elvira Neri (2002).

Inicia su trayectoria en narrativa con la publicación de la ficción ¿Murciélago o Mariposa? (2005), a la que siguieron Arandelas de Humo (2006), A Dos Manos (2009), Lances, lunares y luces (2010).

Modificado el 22/11/2012

Arriba