Discurso de Helena Arellano Mayz en la Residencia de Francia, el 17 de noviembre de 2012

Monsieur l’Ambassateur Jean-Marc Laforêt

Chère madame Anne Louyot

(…)

Un trabajo plástico debe hablar por sí mismo, y a cada quien le dice cosas distintas. He ahí la fertilidad del espacio que se establece entre objeto y sujeto. Si bien señora Louyot me sugirió que les hablara de la técnica de estas obras, del grabado en punta seca, el entintado en profundidad y luego en superficie con rodillo para una posterior impresión sobre papel, prefiero permitirme expresar algunas pocas palabras sobre el tejer o entrelazar que no están necesariamente visibles ni son pertinentes a la obra en sí misma.

El día en que Anne vino a ver mi trabajo, al exponérselo sobre mi mesa y hablarle sobre la sutil referencia a la notas de una partitura medieval, ella me propuso desplazar ligeramente los plásticos grabados de los papeles, para así aludir a las variaciones que existen entre las voces cuando entran en polifonía. Su mirada me ayudó.Contribuyó a mejorar lo que yo había concebido. En una escucha dispuesta se entrelazan las ideas. El encuentro en el diálogo enriquece el resultado, como en la música se conjugan las voces para acentuar la belleza de una composición. Debatir, entrever, entrelazarpara mejorar, puede espejarse en vincularuna sociedad plural, en tramar ciudad, urdir con intercambios, culturales u otros. Componer música es un entrelazado de notas. Escribir es un hilar con palabras. El tejidoresultante acaba siendo siempre más hermoso, más valioso, que las partes.

En muchísimas culturas las ocasiones especiales se celebran con bordados. En todos los ritos de pasaje, cuando las personas se consideran más vulnerables a los espíritus, el bordado juega un rol simbólico. En antiguas sociedades la muerte era el más importante, de esos pasajes,recientemente, el matrimonio. La dote de la hija se media por la calidad del bordado de su ajuar.

No sé si esta muestra sea mi dote, pero al menos este tejido de papel, esta tesitura de vibrantes colores me ha ayudado a intentar conjurar algunos espíritus, de vacío y decepción. La obra constituye un concentrarme en las pequeñas cosas, un quehacer creativo, un tramado de nuevas posibilidades, como una araña que teje a partir de sí misma.

El diccionario define la palabra tesitura como la altura propia de cada voz o de cada instrumento. Deseo que esta muestra se escuche visible y resuene en su ausencia.

Gracias a todos por estar aquí esta tarde.

HAM

Caracas, 17 xi 2012

Modificado el 20/11/2012

Arriba