Declaración adoptada a la salida de la Cumbre de París para apoyar al pueblo Libio [fr]

JPEG

París, el 19 de marzo de 2011.

Nota: Únicamente la versión original en francés de las declaraciones tiene carácter oficial. Para consultarla, favor de dirigirse al WEB del Ministerio: http://www.diplomatie.gouv.fr

Con el fin de examinar la situación en Libia - luego de la aprobación por parte del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas de la Resolución 1973 – y a invitación del Presidente de la República Francesa, Sr. Nicolas SARKOZY, se reunieron en París el 19 de marzo de 2011:

el Sr. Ban Ki Moon, Secretario General de las Naciones Unidas; Sr. José Luis Zapatero, Presidente del Gobierno del Reino de España; Sra. Angela Merkel, Canciller de la República Federal de Alemania; Sr. Steven Harper, Primer Ministro de Canadá; Cheikh Hamad Bin Al Jassem, Primer Ministro y Ministro de Relaciones Exteriores de Qatar; Sr. Donald Tusk, Presidente del Consejo de Ministros de la República de Polonia; Sr. Lars Loekke Rasmussen, Primer Ministro del Reino de Dinamarca; Sr. Silvio Berlusconi, Presidente del Consejo de Ministros de la República Italiana; Sr. Georges Papandreou, Primer Ministro de la República Helénica; Sr. Jens Stoltenberg, Primer Ministro del Reino de Noruega; Sr. Yves Leterme, Primer Ministro del Reino de Bélgica; Sr. David Cameron, Primer Ministro del Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda del Norte; Sr. Mark Rutte, Primer Ministro del Reino de los Países Bajos; Sr. Amr Moussa, Secretario General de la Liga Árabe; Sr.Herman Van Rompuy, Presidente del Consejo Europeo; Sra. Catherine Ashton, Alta Representante para la Política Exterior y de Seguridad; Sr. Hoshyar Mahmoud Zebari, Ministro de Relaciones Exteriores de República de Irak; Sra. Hillary Clinton, Secretaria de Estado de Estados Unidos; Sr. Nasser Joudeh, Ministro de Relaciones Exteriores del Reino de Jordania; y el Sr. Taïeb Fassi-Fihri, Ministro de Relaciones Exteriores del Reino de Marruecos.

Al término de esta cumbre, se aprobó la declaración siguiente:

Desde el pasado 15 de febrero, el pueblo libio ha estado manifestando, de manera pacífica, su rechazo en contra de sus dirigentes y su aspiración al cambio. Ante estas demandas legítimas provenientes de todo el país, el régimen libio ejerce una represión cada vez más intensa y brutal, utilizando,armas de guerra contra su propia población y llevando a cabo en contra de ella graves y masivas violaciones al derecho humanitario.

A pesar de las exigencias expresadas por el Consejo de Seguridad, en su Resolución 1970 desde el 26 de febrero, a pesar de las condenas por parte de la Liga Árabe, la Unión africana, el Secretario General de la Organización de la Conferencia Islámica y la Unión Europea, así como de un gran número de gobiernos en el mundo, el régimen libio intensificó la violencia con el fin de imponer por la fuerza su voluntad a la de su pueblo.

Esta situación es inaceptable.

Nos congratulamos por la adopción de la Resolución 1973, por parte del Consejo de Seguridad, el pasado 17 de marzo, la cual exige, en particular, un alto al fuego inmediato y completo, autoriza a tomar todas las medidas necesarias para proteger a la población civil en contra de los ataques y establece una zona de exclusión aérea.

Finalmente, dicha resolución reforzó y precisó el régimen del embargo sobre las armas en contra del régimen libio, la prohibición de viajar, así como las normas aplicables al congelamiento de las cuentas bancarias libias, en particular las relacionadas con la compañía petrolera nacional.

Aunque nuestras contribuciones sean diferentes, estamos decididos a actuar de manera colectiva y con determinación para dar un pleno efecto a estas decisiones. Muamar el Gadafi y quienes ejecutan sus órdenes deben poner fin de inmediato a las acciones violentas que llevan a cabo en contra de la población civil; deben retirarse de las zonas en donde entraron por la fuerza; deben regresar a sus cuarteles y deben permitir el acceso de la asistencia humanitaria.

Recordamos que el Consejo de Seguridad consideró que las acciones de las tropas del régimen libio podrían constituir crímenes contra la humanidad y que, a tal efecto, ha recurrido a la Corte Penal Internacional. Estamos decididos a proceder a todas las acciones que fuesen necesarias, incluso de carácter militar, de acuerdo con la Resolución 1973, para garantizar el pleno respeto de las exigencias del Consejo de Seguridad.

Garantizamos al pueblo libio nuestra determinación para estar a su lado, con el fin de ayudarlo a realizar sus aspiraciones y construir su futuro, así como sus instituciones, en un marco democrático.

Recordamos que la Resolución 1973 del Consejo de Seguridad no permite la ocupación del territorio libio ni una tentativa de ocupación.
Rendimos homenaje a la valiente acción del Consejo Nacional de Transición de Libia (CNT) y a todos los responsables libios que se desolidarizaron valientemente del régimen libio y aportaron su apoyo al CNT.

Nuestro compromiso es de carácter duradero: no dejaremos que el Coronel Gadafi siga desafiando la voluntad de la comunidad internacional y despreciando la de su pueblo. Proseguiremos nuestra ayuda en favor de los libios para que puedan reconstruir su país, en pleno cumplimiento de la soberanía y la integridad territorial de Libia.

Modificado el 24/03/2011

Arriba