DIA DE LA BASTILLA

Distinguidos representantes de los poderes públicos de Venezuela

Distinguidos Embajadoras y Embajadores

Señoras y Señores,

Amigas y Amigos de Francia

Chers compatriotes,

Tengo el gran placer de darles la bienvenida esta noche en la Residencia de Francia para celebrar juntos nuestra Fiesta Nacional… es decir, el aniversario de la Revolución francesa y el mensaje que trajo al mundo.

Francia celebra su fiesta nacional, en homenaje a esa fecha del 14 de julio de 1789, cuando el pueblo de París tomó la prisión de la Bastilla, símbolo de la arbitrariedad, de las opresiones y de las injusticias. Este evento marcó el final de un régimen, la monarquía y el surgimiento de otro, el régimen republicano, cuyo lema comprende tres palabras esenciales para todos nosotros y que no pierden nada de su actualidad: “Libertad, Igualdad, Fraternidad”. Este lema se hizo oficial en 1848 y fue registrado en todas las fachadas de los edificios públicos en 1880. Este tríptico republicano también se convertiría en un símbolo para muchos pueblos alrededor del mundo... y sobre todo en América Latina: nuestros amigos venezolanos, a quienes agradezco por su presencia, regularmente me han recordado cómo estos valores y este episodio ha sido muy importante aquí en Venezuela. Este legado de
la Ilustración que inspiró a Francisco de Miranda, Simón Bolívar y muchos otros en sus luchas para la independencia de Venezuela y de América del Sur.

Hace 221 años el pueblo de París derrumbó la Bastilla.

Pero hoy en día, quedan muchas Bastillas. Ellas tienen otros nombres : son la pobreza y el hambre que, cada año, matan a decenas de millones de seres humanos; son los desordenes del sistema financiero internacional que provocaron una grave crisis económica mundial; son las injusticias que afectan la paz del mundo; son los desequilibrios en la relación entre el hombre y la naturaleza que provocan el cambio climático y amenazan el futuro del planeta.

El sistema de gobernanza mundial requiere profundas transformaciones.

Francia, quien presidirá el G8 y el G20 el año próximo, se esforzará para favorecer las reformas necesarias para atender esos desafíos.

Esta conmemoración del 14 de julio de 1789 es también una oportunidad para reafirmar y profundizar los lazos de amistad y cooperación que unen desde tantos años a Venezuela y Francia. Ustedes son los actores de estos vínculos que deben reforzarse, especialmente en momentos de dificultad económica que ahora vivimos.
La reunión, este otoño, de la tercera comisión bilateral de alto nivel, dará testimonio de los excelentes lazos entre nuestros dos países, tanto en el ámbito económico como en el ámbito de la cultura y la educación, como en lo político.

Modificado el 16/07/2010

Arriba