"Cuadernos de México, fotografías de Henri Cartier-Bresson"

Al cumplirse un año de la desaparición del gran fotógrafo francés, Henri Cartier-Bresson, la Embajada de Francia en Venezuela, El Museo de Bellas Artes, junto al patrocinio de Air France y Mercantil, tienen el inmenso placer de presentar, en el marco del programa “6 Tiempos Visuales de Francia en Venezuela”, la exposición: Carnets du Mexique (Cuadernos de México).

Inauguración el 6 de noviembre 2005, a las 11.00 a.m, en la Sala 6 del Museo de Bellas Artes de Caracas.
Exposición abierta al público desde el domingo 6 de noviembre hasta el 4 de diciembre de 2005.
Horario: de lunes a viernes de 9:00 am a 5:00 pm. Sábados, domingos y feriados: de 10:00 am a 5:00 pm.

HENRI CARTIER-BRESSON

Nacido el 22 de agosto de 1908 en Chanteloup en Seine-et-Marne, Francia, Henri Cartier-Bresson se apasiona, al finalizar sus estudios secundarios, por el arte pictórico y muy en particular por el surrealismo. Deseando profundizar en esta vía, estudia pintura con el profesor André Lhote, el académico mas importante del cubismo, durante los años 1927 y 1928. Esta misma pasión lo conduce a Cambridge donde estudió pintura y literatura.

En 1931, comienza a hacer fotografías y parte de Francia a descubrir el mundo. La India, la China, la Unión Soviética y África lo fascinarán. El año siguiente hace una primera exposición fotográfica individual en Nueva York. Inmediatamente después viaja a México en donde permanece durante varios meses. En 1940, retorna a Francia y cae prisionero, evadiéndose en 1943. Después de la guerra realiza un reportaje sobre la Liberación de París en agosto de 1944 y el regreso de los prisioneros y deportados. Fue testigo de la Guerra Civil Española, la división de la India, la Revolución China y la rebelión estudiantil en París en 1968.

En su primer viaje a México, en 1934, Henri Cartier-Bresson se encuentra con un país que le resulta una paradoja, una tierra donde el pasado y el presente coexisten ofreciendo escenas de dimensiones surreales. Las fotos de su segundo viaje a México, en el año 1963, reflejan igualmente esta impresión de un nuevo mundo sobrenatural. Lo real y lo fantasmagórico habitan singularmente la región. Los niños, los comerciantes ambulantes, las prostitutas, son fotografiados con una claridad impresionante a pesar de parecer personajes de un sueño.

Los fotógrafos en general reconocen en Cartier-Bresson la agilidad del reflejo para captar el instante, asociado a un rigor extremo por la composición. Las sombras, luces y texturas, elementos nobles de la fotografía, se relacionan en sus imagenes con el sujeto y su anécdota. El resultado es una fotografía compleja, evocadora, que marcó una tendencia fundamental en la fotografía del siglo XX. (1)

Con su célebre Leica, Henri Cartier-Bresson practica, como lo hicieran los surrealistas que frecuentaba, una escritura automática aplicada al mundo de la imagen: « Fotografiar, decía, es poner sobre una misma línea de mira la cabeza, el ojo y el corazón. La fotografía es una manera de vivir ». Su obra extrae lo mejor de la banalidad aparente para revelar los aspectos y la dimensión de lo universal.

En el año 1986 el Museo de Bellas Artes de Caracas presentó en sus espacios la muestra Cartier Bresson: Fotógrafo.

Ha sido el autor de numerosos libros de fotografía, entre ellos: El Momento Decisivo (1952), Gente de Moscú (1955), El Mundo de Henri Cartier-Bresson (1968), El Rostro de Asia (1972), Acerca de Rusia (1974) y el retrospectivo Henri Cartier-Bresson: Fotógrafo (1992).

Henri Cartier-Bresson muere el 3 de agosto de 2004 en Montjustin en la provincia francesa.

Esta exposición ha sido creada por la Fundación Henri Cartier-Bresson en París en colaboración con Magnum Photos.

Con el patrocinio especial de AIR FRANCE y Mercantil / 80 años

Modificado el 31/10/2005

Arriba