Costa de Marfil: declaraciones del portavoz del MAEE [fr]

JPEG

París, el 05 de abril de 2011.

Durante la conferencia de prensa del día de hoy, el portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores y Europeos hizo las siguientes declaraciones y respondió a las siguientes preguntas:

Nota: Únicamente la versión original en francés de las declaraciones tiene carácter oficial. Para consultarla, favor de dirigirse al WEB del Ministerio: http://www.diplomatie.gouv.fr

Si estamos justo en este sitio actualmente es porque ocurrieron algunos eventos deplorables en el transcurso de los últimos meses, de los últimos años, en ese país africano.

Creo que es importante reiterar algunos puntos.

En primer lugar, deseo insistir en que Laurent Gbagbo e intentó durante
mucho tiempo, tergiversando, raciocinarlo, evitando cumplir con sus
obligaciones y sus responsabilidades de rechazar de manera permanente la celebración de elecciones presidenciales que, finalmente, se llevaron a cabo luego de numerosos llamamientos de la comunidad internacional en el pasado otoño.

Estas elecciones fueron certificadas por el representante de Naciones Unidas en el lugar en Costa de Marfil -fueron reconocidas luego por Naciones Unidas, por toda la comunidad internacional y, en particular, y en primer lugar, por los países africanos, en especial, la Unión Africana.

Desde entonces, Laurent Gbagbo siempre ha rechazado reconocer estos resultados y respetar la voluntad del pueblo marfileño. A partir de esto, se llevó a su país por una vertiginosa caída mortífera y esto desde hace varios meses.

Francia, junto con sus colegas, los países africanos agrupados en el seno de la Unión Africana y, en particular, de los países africanos reagrupados en el seno de la CEDEAO, no ha dejado de llamar, como todos los demás, a que se respeten los resultados de estas elecciones.

Todos estos fueron llamados de la comunidad internacional que Laurent Gbagbo ignoró. Él ignoró todos estos llamamientos. Él engañó a la democracia, no respetó la voluntad que libremente, que de manera soberana, expresó el pueblo marfileño y los electores marfileños durante las elecciones presidenciales. En el transcurso de los últimos meses y, particularmente en las últimas semanas, esto ha provocado un deterioro creciente de la situación humanitaria en ese país y una creciente violación de la seguridad de la población civil y los derechos humanos.

En numerosas oportunidades durante las últimas semanas, la comunidad internacional, en su conjunto, se ha pronunciado en contra de este desvío y ha llamado a Laurent Gbagbo a que reconozca la evidencia que estaba llevando a su país a un callejón sin salida. Estos llamamientos no fueron escuchados.

Ante la agravación y la constante agravación de la situación, junto con
nuestros colegas nigerianos, la semana pasada presentamos un texto de resolución en el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas. El Consejo de Seguridad de Naciones Unidas se pronunció y votó este proyecto de resolución que habíamos presentado. Este texto fue votado de manera unánime. Esto es una señal de la firmeza de la cohesión de la comunidad internacional y el llamamiento que lanzó la comunidad internacional a Laurent Gbagbo.

El señor Gbagbo no quiso escuchar este llamamiento del Consejo de Seguridad. Desde este punto de visa y en el marco de la resolución 1975 del Consejo de Seguridad, Naciones Unidas pidieron a la ONUCI, la fuerza de Naciones Unidas que se encuentra presente en Costa de Marfil –les recuerdo que una fuerza de alrededor de 10 000 hombres, son profesionales, cuentan con equipo, conocen el país ya que la ONUCI está presente desde hace varios años en aquel país- que interviniera para confiscar y neutralizar las armas pesadas usadas por los últimos partidarios de Laurent Gbagbo. Estas armas representan una amenaza mortal, dirigida permanentemente en contra de la población civil marfileña.

Les recuerdo, esto se lleva a cabo en el estricto marco de la resolución
1975. En este marco, el Secretario General de Naciones Unidas pidió a
Francia, al Presidente de la República francesa para ser más precisos, el
apoyo, el respaldo de la misión militar francesa Licorne que está bajo el
mandato internacional de Naciones Unidas, y con el comando nacional francés, para proporcionar ayuda a las operaciones de la ONUCI.

El día de ayer, el Presidente de la República decidió dar seguimiento a esta petición del señor Ban Ki-moon. La intervención de Francia es una
intervención de apoyo a la ONUCI. La participación de Francia se sitúa en el estricto marco jurídico de la resolución 1975.

La intervención de Francia responde a una demanda expresada formalmente por el Secretario General de Naciones Unidas.

La intervención de Francia sólo tiene el objetivo de ayudar a la ONUCI a
neutralizar las armas pesadas de los últimos partidarios de Gbagbo que no han entendido que la historia se estaba escribiendo en lo que a ellos se refiere.

La intervención de Francia dará fin cuando la ONUCI haya cumplido con el objetivo que se establece por la resolución 1975.

Era importante hacer este llamamiento y esta contextualización en lo que está ocurriendo en el terreno.

Existe un segundo punto que quisiera discutir con ustedes, es el de la
seguridad de la comunidad francesa y también la de algunos ciudadanos
extranjeros.

Con tal motivo, quisiera reiterar que en condiciones extremadamente
difíciles –ya recordarán ustedes por ejemplo que nuestro embajador y sus autos escolta fueron ametrallados por hombres armados hace apenas una semana en las calles de Abiyán- nuestra embajada se está movilizando en torno al tema de la seguridad de nuestros compatriotas.

A este respecto, quisiera recordarles algunas cosas. La primera es que,
respecto a los consejos a los viajeros de la página del Quai d’Orsay,
dijimos dos cosas desde hace mucho tiempo: por una parte, aconsejar evitar cualquier viaje a Costa de Marfil. Por otra parte, pedir a nuestros
compatriotas que ya estaban allá, en virtud de la manera en que se está degradando la situación de seguridad, que dejen el país en cuanto les sea posible.

En segundo lugar, el plan de seguridad de la embajada en Costa de Marfil –esto existe en todos los demás países en los que contamos con
representación diplomática y de las comunidades de compatriotas residentes- bajo la dirección y la responsabilidad de nuestro embajador, se puso en marcha inmediatamente a partir del momento en que en Abiyán hubo un creciente riesgo para la seguridad. Esto se traduce en un primer tiempo por mensajes que se dirigieron directamente a todos nuestros compatriotas. Les recuerdo que, respecto a Abiyán, tenemos una comunidad de alrededor de 10 a 11 000 personas y, entre esos compatriotas, tenemos un creciente número de personas con doble nacionalidad, entre 7 y 8 000 personas.

Asimismo, como medida de precaución y para evitar traslados inútiles de
niños en las calles de Abiyán, cerramos el liceo y las instalaciones
escolares franceses en Abiyán anticipando las vacaciones de pascua.
Durante los últimos días, hemos recibido en el campo de Port-Bouët a varios cientos de personas que expresaron su deseo de gozar de la protección de los elementos de Licorne. Hoy, tenemos a alrededor de 2 000 personas en Port-Bouët, de las cuales, entre 700 y 800 son compatriotas franceses y los demás son de nacionalidad extranjera, entre ellos también, más de 600 ciudadanos libaneses.

La última decisión que tomamos por órdenes expresas del Presidente de la República el domingo por la noche es la apertura de otros dos puntos de agrupamiento seguro para nuestros compatriotas que deseen estar bajo la protección de soldados franceses. El perímetro de la embajada es un hotel en el sur de Abiyán, el hotel Wafou. Nuestros compatriotas tienen la posibilidad de permanecer en un perímetro seguro, con un dispositivo que implementamos para tal fin.

Por último, quisiera reitera que ayer, en el hotel Novotel, por la tarde, un grupo de hombres fuertemente armados penetró haciendo uso de la fuerza y se llevó a cuatro o cinco extranjeros. Confirmamos que entre estas personas que fueron secuestradas por este grupo armado se encuentran dos ciudadanos franceses. Nos estamos movilizando para saber dónde se encuentran, quién los retiene, en qué situación se encuentran, con el fin de que podamos encontrarlos rápidamente y ponerlos lo antes posible en libertad. Nuestros dos compatriotas son el centro de nuestra movilización ya sea en la embajada o con nuestros colegas militares de Licorne.

Esta es la información que quería compartir con ustedes sobre la situación que prevalece actualmente en Costa de Marfil. Algunos detalles suplementarios: les recuerdo que esta tarde, a las 17:00 horas en la Asamblea Nacional, habrá una audición abierta a la prensa de los Ministros Alain Juppé y Gérard Longuet consagrada precisamente a la situación en Costa de Marfil. Posteriormente, habrá una sesión de preguntas de actualidad en la Asamblea Nacional.

- Pregunta - En virtud de este intercambio de cartas entre el Secretario General de Naciones Unidas y el Presidente Sarkozy ¿cuántos soldados franceses reforzarán a la ONUCI? ¿Se planea aumentar el número en este contingente en caso de que aumente la violencia?

Respuesta - Son preguntas que se deberán hacer al Ministerio de Defensa. Entiendo que en el transcurso de los últimos días, la fuerza Licorne se vio reforzada por algunos cientos de soldados y ha alcanzado ya un efectivo de 1 650 elementos hasta el día de hoy.
Lo repito, un único objetivo, ayudar a la ONUCI a neutralizar las armas
pesadas de las que aún disponen los partidarios de Gbagbo.

- P - ¿Procederán a la evacuación de los ciudadanos franceses de Costa de Marfil?

R - No hemos tenido ninguna demanda particular de evacuación. La mayor parte de nuestros compatriotas nos indicaron que lo que desean actualmente es hallarse en lugares seguros en Abiyán, bajo la protección del ejército francés, y eso es lo que estamos haciendo. En lo que respecta a la evacuación, les recuerdo que, para hacer eficaces la rotación de aviones que permitieron fortalecer los efectivos de la fuerza Licorne, en virtud de que esos aviones partían vacíos de Abiyán, propusimos a nuestros compatriotas, en particular a los cientos que se encuentran en Port Bouët, que tomaran estos vuelos. En total, un número bastante pequeño eligió esta opción en los últimos días, alrededor de 200 o 250 personas fueron las que optaron por hacer uso de esta facilidad para viajar a otras capitales de países vecinos.

Por último, última consideración sobre este tema, también quisiera reiterar que, desde el pasado fin de semana, la seguridad del aeropuerto de Abiyán está bajo la responsabilidad conjunta de la ONUCI y de la fuerza Licorne.

Esto nos permite pensar que, próximamente, esperemos que sea lo antes posible, vuelos comerciales podrán reanudar el servicio en el aeropuerto de Abiyán.

- P - En relación con la confiscación y la neutralización de las armas pesadas de los partidarios de Laurent Gbagbo: ¿este término de los partidarios representa a toda persona, ya sea militar, gendarme, etc.?

R - Para nosotros, se trata de todas las personas, cualquiera que sea el
uniforme que lleven puesto, que usen armas en contra de la población
marfileña y para apoyar al señor Gbagbo que, según expliqué hace un momento, va en contra de la historia de su país.

- P - ¿Significa esto que estas armas deben estar siendo utilizadas o en una situación que haga suponer que serán utilizadas, o simplemente, se las tomará de allí de donde se encuentran, se insta a las personas que las tienen a que las entreguen y, en caso de que se nieguen, se hará uso de la fuerza?

R - Esa es exactamente la misión de la ONUCI a la que damos nuestro apoyo. Esta misión consiste en hacer que estas armas pesadas, que sabemos que fueron utilizadas y que provocaron víctimas civiles en Abián en el transcurso de las últimas semanas, ya no sean operables sin importar su ubicación.

- P - ¿Francia recibió directa o indirectamente alguna demanda de rendición o de negociación para Gbagbo para poner fin al conflicto?
Helicópteros de la ONUCI o incluso helicópteros franceses dispararon en
contra del palacio presidencial y en la residencia de Gbagbo. ¿Había armas pesadas como blanco de esos ataques
?

R - No soy experto en materia de defensa, pero puedo garantizarles que, cuando ciertos helicópteros franceses efectuaron esos disparos, esto fue en contra de blancos precisos y, para mayor precisión aún, en contra de armamentos pesados que fueron detectados y en colaboración y apoyo a las fuerzas de la ONUCI.

En lo que respecta a posibles negociaciones, ignoro cuál sea la realidad y la naturaleza de estas. A este respecto, quisiera decir en primer lugar que Francia desea que se termine rápidamente la violencia. Ya he tenido la oportunidad de decirlo y lo repito hoy, entre más pronto, mejor, puesto que Costa de Marfil necesita recobrar en fin esta paz de la que se la ha privado desde hace meses. Francia desea que al fin el orden constitucional y democrático prevalezca de nueva cuenta en Costa de Marfil bajo la dirección de su presidente legítimo, el señor Ouattara. Francia deja la responsabilidad al Presidente Ouattara y a los marfileños de encontrar las soluciones políticas que les corresponden y definir juntos y las decisiones políticas que les corresponderá en su momento, entendiendo que cuanto antes, mejor. Para el futuro, y un futuro que esperamos sea pronto, esperamos que el Presidente Ouattara pueda por fin ejercer plenamente su mandato, sus funciones, sus responsabilidades y que ponga sus funciones, su mandato y sus responsabilidades al servicio de un trabajo de reconciliación, de serenidad, que tanto necesitan Costa de Marfil y los marfileños.

- P - ¿Puede confirmarnos que el Ministro de Asuntos Exteriores de Gbagbo encontró refugio en la residencia del embajador de Francia en Abiyán?

R - No, no tengo ninguna confirmación de esta información, pero he escuchado rumores en ese sentido. Me informaré al respecto.

-  P - ¿Podemos retomar las condiciones del secuestro de los dos franceses en el hotel Novotel?¿No contaba con seguridad?

R - Creo que esas condiciones son ampliamente conocidas por la simple razón de que en el hotel Novotel debe haber alrededor de cincuenta, incluso más, periodistas de la prensa extranjera. Muchos de ellos fueron testigos, involuntarios, de lo que ocurrió, ya que están confinados en el hotel por razones de seguridad.

Lo que sabemos es que, ayer, por la tarde, un grupo de hombres armados irrumpió en un hotel, neutralizó la seguridad del hotel, recorrió todos los corredores, la recepción del hotel y se fueron con cuatro o cinco personas que fueron llevadas contra su voluntad. Entre esas personas hay dos ciudadanos franceses.

-  P - ¿Esas personas fueron tomadas al azar?

R - Es lo que estamos intentando saber. Está claro que, en el contexto de confusión, de inseguridad y de incertidumbre que reina actualmente en Abiyán, no es una tarea fácil.

- P - Habló usted de 600 libaneses. ¿Cómo ocurre cuando no se trata de franceses?
¿Hay algunos criterios? ¿Es a petición de los gobiernos de esos ciudadanos extranjeros? ¿De qué manera se ayuda a las personas que no son francesas?

R - Cuando una persona pide la protección de Francia, del ejército francés y, en particular, en las circunstancias actuales en Abiyán, no se decide basándose en criterios de nacionalidad. Quisiera precisar que hay otras nacionalidades además de la francesa y de la libanesa en Port-Bouët. Por último, quisiera precisar que, una vez que están bajo la protección de soldados franceses, es evidente que, en términos de hospitalidad, todos reciben el mismo trato. Por último, quisiera terminar diciendo que estamos en contacto estrecho con las autoridades libanesas respecto a los ciudadanos libaneses.

- P - Explicó usted que la intervención francesa terminará cuando la ONUCI haya cumplido con el objetivo de la resolución 1975. En virtud de los ataques realizados ayer, ¿tiene usted alguna idea precisa de los plazos o de lo que constituye para ustedes el cumplimiento de esta resolución 1975?

R - Lo que para nosotros constituye el cumplimiento de la resolución 1975, está muy claro, está escrito en la resolución. Se trata de poner en marcha todos los medios para proteger a la población civil marfileña, y neutralizar los equipamientos militares pesados utilizados por los partidarios de Gbagbo y que han dejado un saldo de muchas víctimas entre la población civil hasta ahora. En este marco, estamos en contacto estrecho con Naciones Unidas ya que, a petición del Presidente de la República, se decidió intervenir. En el marco de su mandato, Licorne interviene y junto con ella, con esta fuerza –les recordaré que la ONUCI está constituida por 10 000 hombres- con la que estamos interviniendo. Yo no soy especialista para responderles sobre los pronósticos de calendario, pero podemos pensar que es un tiempo bastante corto.

- P - ¿Los hombres de la ONUCI estuvieron en el aeropuerto desde el inicio y luego los franceses se acercaron a ellos? ¿Quién estuvo allí primero?

R - Eso es lo que yo entendí. Los primeros elementos en presentarse en el aeropuerto de Abiyán fueron los Cascos azules de la ONUCI, esto ocurrió el viernes por la noche o el sábado por la mañana. Luego, los soldados de Licorne vinieron a reforzar.

- P - En general, entre la ONUCI y Licorne, ¿existe algún comando conjunto o esto se hace según cada situación? No se trata de operaciones de mucha envergadura, así es que se hace una especie de salida de helicóptero de uno y una salida de helicóptero del otro, por ejemplo?

R - No puedo decirlo con exactitud. Pero, el sentido común me permite responder que, tomando en cuenta el volumen y el perímetro de las operaciones iniciadas, creo que debe ocurrir a través de contacto permanente entre unos y otros. Les recuerdo también que Licorne y la ONUCI trabajan juntos desde hace ya varios años. Licorne está bajo el mandato de Naciones Unidas y bajo el comando francés.

- P - Según el embajador del señor Ouattara en Francia, el señor Gbagbo estaría negociando su rendición. ¿Puede darnos más detalles al respecto?

R - Sí, yo anoté las declaraciones del embajador Coulibaly. No tengo ningún elemento que me permita confirmar o desmentir esas declaraciones.

- P - Un consejero de Gbagbo en París afirma que las fuerzas francesas, un francotirador francés, derribaron al portavoz del ejército marfileño. ¿Lo confirma usted?

R - Hemos escuchado muchas veces a este representante, este supuesto representante del señor Gbagbo en Francia en los últimos días. Me chocan las palabras difamatorias, las mentiras, en el extremo de un llamamiento al odio en ocasiones, que caracterizan la expresión pública de este señor. Es evidente que, en un país como Francia, la libertad de expresión es un principio que no puede ponerse en peligro, pero proferir mentiras, acusaciones como las que está profiriendo desde hace varios días, es terriblemente chocante y totalmente inaceptable.

- P - ¿Iniciarán ustedes algún procedimiento judicial?

R - Aún no me puedo pronunciar sobre ese punto. Estoy dando una apreciación sobre lo que pensamos de las calumnias, de las mentiras proferidas desde hace algunos días por esta persona.

- P - En lo que respecta a las masacres de Duékoué de las que tenemos imágenes cada vez más atroces, más allá de que se denuncie una masacre, ¿esto tiene que ver con Licorne, con la ONUCI o con el Consejo de Seguridad?
¿Ya se ha pedido formalmente al gobierno del señor Ouattara que haga una investigación detallada?
¿Cuál sería su reacción más institucional?

R - En primer lugar les recordaré el comunicado de la Presidencia de la
República del 2 de abril en el que se afirma: “Demasiadas exacciones,
demasiados crímenes han sido cometidos ya en Costa de Marfil en los últimos cuatro meses, aquellos que sean o que asuman su responsabilidad en la violación a los derechos humanos deben saber que tendrán que rendir cuentas.”

Me habla usted de condenas y, más allá de estas, pero las condenas también tienen sentido y, respecto al tema al que usted se refiere, diría que condenamos todos los actos de violencia contra civiles, dondequiera que estos se lleven a cabo. Llamamos a todas las partes a que respeten y protejan la seguridad de los civiles. Los responsables de las violaciones de los Derechos Humanos deberán rendir cuentas. El ciclo de violencia en curso en Costa de Marfil es consecuencia directa, como lo explicaba yo hace un momento, de la negativa de Laurent Gbagbo a reconocer su derrota en las últimas elecciones presidenciales. Tomamos nota de la determinación de las autoridades legítimas de Costa de Marfil por prevenir la violencia contra los civiles y a llevar a cabo investigaciones nacionales e internacionales sobre todas las violaciones. Son los compromisos que hizo el señor Ouattara y que fueron repetidos aquí en Francia por voz del embajador Coulibaly.

Les recuerdo por último que el Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas encargó, el pasado 25 de marzo, a una comisión investigadora internacional independiente que indagara los hechos y circunstancias que rodean las denuncias de graves violaciones a los Derechos Humanos perpetrados en Costa de Marfil.

-  P - Paralelamente al marco militar, ¿hay algún marco diplomático para arreglar el conflicto marfileño?

R - El marco diplomático en el Consejo de Seguridad y el marco diplomático también es la resolución a la que me refería hace un momento, la que fue adoptada hace unos días.
En el transcurso de los últimos meses y, más aún hoy, nunca hemos dejado de apoyar los esfuerzos de la Unión Africana, de la CEDEAO para intentar encontrar una solución, es decir, hacer que Laurent Gbagbo vuelva a la razón.

Modificado el 06/04/2011

Arriba