Ciclo "François Caillat, un cine atormentado"

JPEG
Desde hace unos diez años, François Caillat se dedica a realizar documentales sobre el tema de la ausencia, la memoria y las marcas, y la presencia del pasado en nuestra vida diaria.

Un ciclo de 4 películas que exploran de manera singular una búsqueda del tiempo perdido/reencontrado a través de los paisajes y los lugares: La Cuarta generación (1997), saga histórica sobre su propia familia; Tres Soldados alemanes (2001), investigación histórica novelada sobre un desaparecido de la segunda guerra mundial; El Caso Valérie (2004), investigación sobre un caso de desaparición no resuelto y su última película, Juventud enamorada (2011), relato personal y retrato de una generación en París en los años 70.

François Caillat hizo estudios de filosofía. Realizó cortometrajes y películas musicales antes de orientarse hacia el documental de creación (en particular, la Cuarta generación, Tres Soldados alemanes y el Caso Valérie que forman una trilogía en torno a la memoria y al paisaje). Juventud enamorada es el segundo largometraje de François Caillat. Su anterior película, Bienvenido a Bataville, salió en salas de cine en 2007/08. Además de su trabajo de realizador, fundó y dirige la colección “Cine documental” (L’Harmattan).

La Cuarta Generación, de François Caillat
1997, 80 min

Premio Louis Marcorelles Cinéma du Réel 1998.

"La Cuarta generación" describe la historia de una familia de Mosela vinculada al comercio de la madera, su ascensión y su decadencia de 1870 a nuestros días. Esta saga familiar revela un extraño destino nacional, el de todos los nativos de Lorena que, en un siglo, vivieron cinco veces rupturas entre su identidad francesa y su anexión a Alemania. La cuarta generación, a la cual pertenece el realizador, es aquélla que viene después de, la que ya no tiene más que el recuerdo y los fantasmas del pasado.

Tres Soldados Alemanes, de François Caillat

2001, 75 min

A partir de un hecho casual, la exhumación de un cadáver de un soldado desconocido, François Caillat desarrolla una historia compleja y animada que tuvo lugar en Lorena durante cien años. El realizador no sigue un relato lineal, descubre a otros personajes, revela pistas, explora la memoria de lugares. Los personajes son ausentes, sólo existen por la voz de los testigos, por fotografías y tarjetas postales, contrastando con imágenes sugestivas del paisaje.

El caso Valerie, de François Caillat
2005, 75 min

Un cineasta investiga en pueblos de montaña, a orillas de los lagos alpinos, la desaparición de Valérie hace veinte años. Se dice que habría asesinado a un turista canadiense. A medida que los testimonios se suceden, Valérie parece desaparecer una segunda vez, imperceptible, literalmente absorbida por el paisaje alpino. Decorado atormentado, grandioso, donde pozos sin fondo y precipicios pasan a ser metáforas, personajes de una ficción que la cámara hace documental.

Juventud enamorada, de François Caillat
2011, 113 min

El narrador cuenta su juventud enamorada en París durante los años setenta: un relato de educación sentimental, a corazón y cuerpos perdidos; una historia íntima tanto como la aventura de una generación. Filmando la geografía de la ciudad, el tiempo se superpone mezclando imágenes de viajes - descubriendo a los 20 años la contracultura americana y más tarde la dictadura militar chilena, fotografías, correspondencias… Fragmentos de una vida revelada para reencontrarse consigo mismo y acordarse de todo.

Modificado el 08/11/2011

Arriba